13 tipos de plantas de lavanda y cómo cultivar lavanda silvestre perfumada

13 tipos de plantas de lavanda y cómo cultivar lavanda silvestre perfumada

Algunas plantas las conocemos por su olor incluso antes de mirarlas. Conoce una de las más famosas: la la planta de la lavanda, una planta con flores de colores brillantes procedente del Mediterráneo.

Las plantas de lavanda pueden parecer delicadas, pero ¿sabes que pueden sobrevivir a la sequía y la luz solar extremas? De hecho, les encantan las estaciones secas del verano porque pueden recibir luz solar durante muchas horas.

Si buscas una planta que requiera poco mantenimiento, pero que sea impresionante, es absolutamente necesario que añadas plantas de lavanda a tu jardín de bajo mantenimiento.

plantas de lavanda

Consejo: Déjalas al sol con tierra fácil de drenar y tendrás flores de lavanda en poco tiempo.

Índice de contenidos

Usos de las plantas de lavanda

En el jardín, las plantas de lavanda no sólo aportan fragancia y color, sino también atraen a las abejas y las mariposas (fomentando la polinización). También disuaden a las plagas.

Pero los usos de la lavanda no se limitan al jardín. Podemos extraer el aceite de la lavanda y utilizar el aceite esencial de lavanda en cosmética, cocina y medicina.

lavanda seca

Consejo: Utiliza extractos y aceites de lavanda en bolsitas de popurrí para conseguir un aroma relajante y refrescante. Puedes utilizar tanto la lavanda fresca como la seca para decorar y hacer que tu casa huela bien.

Hay muchas formas de utilizar la planta de la lavanda, y vamos a explorar cada una de ellas a continuación.

1. Almohadillas para los ojos de la planta de lavanda

Corta dos trozos de tela en forma de gafas de sol. Luego, cóselas para crear una mini almohada de ojos rellenable.

antifaz de lavanda para dormir

Rellénalo con una parte de arroz o linaza y dos partes de lavanda seca. Cose para sellar y disfruta de una relajante noche de sueño reparador.

2. Sales de baño con lavanda

Si añades aceite de lavanda o lavanda seca a tus sales rosas habituales de Epsom o del Himalaya, añadirás una vibración desestresante a los efectos desintoxicantes de la sal.

sal de baño con lavanda

3. Popurrí de lavanda

Utilizando los capullos de lavanda y cualquier otra flor aromática de tu jardín, puedes hacer un lote de popurrí para conservar su fragancia y utilizarla más tarde en invierno.

popurrí de flores secas

4. Velas de soja de lavanda

En lugar de comprar velas en la tienda, puedes utilizar tu propia planta de lavanda para hacer algunas. Sólo tienes que hacerte con cera de soja y lavanda seca o aceite esencial de lavanda.

vela casera de soja de lavanda en un tarro de cristal

Utiliza tarros viejos de comida o tarros de masón. Calienta la cera, mézclala con la lavanda que prefieras y viértela en el tarro. ¡No olvides añadir una mecha!

5. Ambientador de lavandería de lavanda

Para un ambientador de ropa, tienes que conseguir una bolsita de algodón o una bolsita con cordón. Una vez que tengas una, rellénala con tu lavanda seca.

Luego, cuando hagas la colada, échala en la secadora antes de secar la ropa.

ambientador de lavandería de lavanda

Con esto, por fin podrás deshacerte de los malos olores de tu ropa, sábanas, toallas y camas de mascotas, ¡de forma natural!

6. Spray de lavanda

Aunque no puedes simplemente meter tu habitación en una secadora, siempre puedes crear un spray de olor agradable.

Todo lo que necesitas es una botella de spray usada, dos cucharaditas de hamamelis, una taza de agua destilada y, por último, diez gotas de aceite esencial de lavanda.

spray de lavanda

Puedes utilizar el spray en tu habitación, en la oficina y en cualquier otro lugar de la casa.

Idea: Rocía un poco en tu dormitorio por la noche para un sueño reparador. Y ya que estás, no olvides añadir algunas plantas purificadoras del aire para mejorar la calidad de tu sueño.

7. Decoración del hogar

Las flores de lavanda se pueden utilizar para hacer decoraciones caseras como portavelas y coronas.

corona de lavanda

¡Sólo tienes que aprender algunas formas creativas de hacerla y seguro que puedes hacer una en casa!

8. Cócteles

Sí, puedes utilizar la lavanda en los cócteles. Es uno de los ingredientes de cócteles más de moda.

gin tonic de lavanda

La lavanda puede aportar una fragancia compleja a cualquier bebida, ya sea vodka, coñac o ginebra. No es de extrañar que los bebedores expertos hayan desarrollado un gusto especial por ella.

9. Azúcar de lavanda

Puedes hacer azúcar de lavanda añadiendo lavanda seca o fresca al azúcar común. No sólo añade un sutil sabor "a lavanda" a tus productos horneados y tés, sino que también tiene un aspecto visualmente atractivo cuando lo guardas en un tarro.

azúcar de lavanda

El azúcar de lavanda es un gran regalo casero para amigos y familiares, con un toque de tu propio jardín.

10. Jarabe de lavanda

Para hacer jarabe de lavanda, mezcla la lavanda seca con agua y azúcar hasta obtener un jarabe claro pero espeso.

jarabe de lavanda

Puedes rociar este sirope con frutas escalfadas, gofres, tortitas, helados y cócteles. También puedes utilizarlo en la crema batida.

11. Sal marina de lavanda

Si puedes mezclar la lavanda con el azúcar, ¡por supuesto que también puedes mezclarla con la sal! Mezclarla con sal añade una dimensión extra de sabor a tu comida salada.

sal marina de lavanda

Puedes utilizar la sal de lavanda como aliño en la carne, las patatas, los panes, las galletas y las ensaladas que elijas.

Los mejores tipos de plantas de lavanda

Hay muchos tipos diferentes de plantas de lavanda que pueden embellecer tu jardín. ¿Y lo mejor? Todas ellas son de bajo mantenimiento. Exploremos juntos las mejores.

Lavanda inglesa (Lavándula Angustifolia)

La lavanda inglesa no es originaria de Inglaterra. Como la mayoría de las plantas de lavanda, esta variedad procede del Mediterráneo.

Es la lavanda más común y más perfumada que existe. Su aroma se desprende cuando tus piernas la rozan o cuando aplastas sus flores en las manos.

Hablando de flores, las flores de lavanda inglesa se utilizan mucho en la elaboración de aceites esenciales y popurrí, así como en la cocina.

lavandula angustifolia planta de lavanda

La flor viene en diferentes colores de púrpura, violeta, pálido, azul y rosa oscuro. Suele florecer a principios de verano.

Al ser una planta perenne semiperenne, el follaje de la lavanda es de color verde plateado en verano. En invierno cambia a gris o bronce.

Como esta variedad sólo crece hasta los 2 ó 3 pies, es perfecta para los bordes de los paseos del jardín y los setos.

Consejo: Sólo necesitas un suelo arenoso. No es necesario que la tierra tenga muchos nutrientes, pero es mejor que tenga poca sal.

1. Planta de lavanda inglesa Hidcote

La Hidcote tiene flores de color púrpura oscuro con un follaje verde azulado que contrasta. Crece hasta 20″ de altura y 24″ de ancho. Te encantará utilizar sus flores secas para la decoración y la artesanía, ya que mantiene su vibrante color.

planta de lavanda inglesa hidcote

Según el clima, puede florecer a finales de la primavera o principios del verano. Pero con un segundo brote típicamente más corto la temporada siguiente.

Consejo: Poda la planta con suficiente antelación y puede que tengas la suerte de que florezca en la tercera temporada.

2. Planta de lavanda inglesa Jean Davis

Otra opción popular desde 1937 es Jean Davis, también conocida como Rosea. Crece hasta 30″ de alto y 36″ de ancho, con un follaje verde brillante y flores de color rosa pálido con un toque de lila.

planta de lavanda inglesa jean davis

Lo que más nos gusta de este cultivar es que tanto su follaje como sus flores son extremadamente fragantes.

Sugerencia: Poda y despunta este cultivar con frecuencia para conseguir un aspecto más completo y permitir que florezcan nuevos brotes.

3. Planta de lavanda inglesa Lavenite Petite

¿Buscas una variedad de lavanda única? Lavenite Petite puede ser justo lo que necesitas.

planta de lavanda inglesa lavenite petite

Es conocida popularmente como uno de los más bellos cultivares de lavanda. Esta belleza presenta densas flores de color púrpura claro en forma de pompón que son extremadamente fragantes.

Florece a mediados y finales de la primavera, y crece bien en las zonas de rusticidad 5 a 9 de EEUU.

Lavanda española (Lavándula Stoechas)

No hace falta ser un experto para identificar la lavanda española, también conocida como Lavanda mariposa.
Los singulares pétalos que brotan de la parte superior de sus espigas florales son suficientes para reconocerla.

lavandula stoechas planta de lavanda

Bajo los brotes de pétalos de la parte superior hay un cuerpo parecido a un cono de pino con flores de color púrpura intenso a su alrededor.

Lo que más nos gusta de esta variedad son sus largos periodos de floración y su abundante producción de flores durante toda la primavera y el verano.

Dato: Las flores de la lavanda española no llevan el aroma. Más bien, es el follaje el que lleva el aroma.

4. Planta de lavanda española Anouk

De todas las variedades de lavanda, la Anouk es una de las más resistentes a la sequía: puede soportar los días más calurosos del verano. Esto la hace perfecta para climas cálidos y zonas de rusticidad de 6 a 10.

planta de lavanda española anouk

El anouk florece antes que la lavanda francesa. Suele empezar desde principios de la primavera hasta mediados de la misma.

La cabeza o bráctea de la flor de Anouk presenta un color azul púrpura intenso con pétalos vivos pero de color violeta claro por encima. Puede crecer hasta 60 cm de altura y 60 cm de ancho. También tiene un follaje plateado que puede utilizarse en la cocina o en el popurrí.

Sugerencia: Poda fuertemente este cultivar una vez terminado el verano para estimular su crecimiento.

5. Planta de lavanda española de cabeza hueca

Las plantas de lavanda de cabeza gorda presentan una versión hinchada y más corta de las brácteas florales que has visto anteriormente. Para ser exactos, su cabeza regordeta tiene forma ovalada con un color púrpura intenso. Los pétalos superiores son de color rosa-púrpura.

planta de lavanda española fathead

Ésta sólo crece hasta 60 cm de alto y 60 cm de ancho. Por lo tanto, es perfecta para plantar en maceta o en bordes y márgenes.

6. Planta de lavanda española roja de Kew

Otro cultivar con un largo periodo de floración, la Lavanda Roja de Kew comienza a florecer desde finales de la primavera hasta el otoño. Es perfecta para quienes viven en las zonas de rusticidad siete a nueve. Si vives en un clima más suave, ¡puedes verla florecer todo el año!

lavandula stoechas kew planta de lavanda roja

Nos encantan las brácteas florales de color carmesí-violeta acentuadas por los pétalos superiores de color rosa pálido.

Lavadin (Lavándula Intermedia)

Híbrido de lavanda inglesa (tolerante al frío) y lavanda portuguesa (tolerante al calor), Lavandín tiene las mejores características de ambas variedades. Por tanto, sobrevivirá y prosperará en cualquier clima.

planta de lavanda lavandula intermedia

¡Lo mejor está por llegar! Esta variedad también produce un follaje y unas flores extremadamente fragantes. Hablando de flores, sus brotes vienen en diferentes colores, desde el blanco cremoso hasta el púrpura vivo.

Consejo: Aunque puedes utilizarla para hacer aceite esencial, la lavanda inglesa es más adecuada para esta tarea y ofrece una calidad mucho mayor.

7. Planta de Lavándula Intermedia de color púrpura impresionante

¡Este cultivar está absolutamente aquí para impresionar! De todas las lavandas que existen, la Impress Purple ofrece el color púrpura más rico y oscuro.

lavandula intermedia planta de lavanda púrpura impresionante

Cada racimo de espigas presenta densas floraciones conectadas a un largo tallo. Por esta razón, se utiliza mucho como acento en los ramos de flores frescas.

En cuanto a las necesidades de espacio en el jardín, la púrpura Impress crece hasta 1 metro de altura y 1 metro de ancho. Por lo tanto, tienes que darle más espacio que a otros tipos de lavanda.

Prepárate para su abundante floración desde mediados hasta finales del verano, y no te olvides de quitar las flores marchitas para fomentar una mayor floración.

8. Gigante de Hidcote

Al igual que la púrpura Impress, la Hidcote Giant es una residente de ramos y suele florecer desde mediados hasta finales del verano.

lavandula intermedia hidcote planta de lavanda gigante

Se caracteriza por sus fuertes y fragantes floraciones y sus altísimas espigas de flores, lo que hace que sea fácil de ver, especialmente para las abejas y mariposas que rondan por el jardín. ¡Haz tu propio jardín de abejas con lavanda hoy mismo!

9. Grossovia

La planta de lavanda Grosso, una variedad alta de rápido crecimiento, llega a medir hasta 1 metro de altura. También produce enormes espigas de flores que pueden tener hasta 6″ de longitud. Las flores son de color más oscuro.

plantas de lavanda intermedia grosso modo

Tanto sus flores estrechas de color púrpura oscuro como su follaje están muy perfumados.

Como pueden conservar la fragancia y el color incluso cuando se secan, a la gente le encanta utilizarlas en ramos de flores secas y en bolsitas de fragancias secas. También es perfecta para extraer aceite de lavanda.

Consejo: Pueden durar varios años si siempre las podas inmediatamente después de la floración.

10. Provenza

Un cultivar de lavanda perfecto para los setos bajos y los bordes, la Provenza es el mejor tipo de lavanda para formar un seto espeso y completo en tu jardín.

lavandula intermedia planta de lavanda provenzal

Puede tolerar una humedad elevada, por lo que es perfecta si cultivas un jardín en un clima húmedo.

Otros tipos notables de plantas de lavanda

Aquí tienes otros tipos interesantes de lavanda que creemos que deberías conocer. Te advertimos: algunas son preciosas.

11. Lavanda egipcia (Lavándula Multifida)

Un tipo de planta de lavanda de aspecto único, la lavanda egipcia presenta hojas bipinnadas peludas, lo que la hace parecer un helecho.

Dato: De todas las variedades de lavanda, la Lavandula Multifida huele de forma diferente. Es bastante menos dulce que el resto.

lavándula multifida planta de lavanda

Una vez que hayas establecido una lavanda egipcia sana en tu jardín, puedes ignorarla bastante. No necesita mucho amor y cuidado, pero sí mucho espacio para crecer.

12. Lavanda portuguesa (Lavándula Latifolia)

Sencilla, pero elegante, la planta de lavanda portuguesa presenta unos diminutos bulbos de color púrpura tenue en su tallo de color verde intenso que contrasta. También es popular como lavanda de espiga o lavanda de hoja ancha.

lavandula latifolia planta de lavanda

Información: La lavanda portuguesa contiene más alcanfor que la lavanda inglesa

Al ser uno de los cultivares que tiene el aroma dulce más fuerte, se utiliza mucho para creaciones culinarias y bebidas.

13. Lavanda francesa (Lavándula Dentata)

De todos los tipos de lavanda, las flores de la lavanda francesa son las que más duran. Pueden durar todo el otoño o todo el año en un entorno con mucha luz solar y calor.

lavandula dentata planta de lavanda

Hecho: "Dentata" significa "dientes". Recibió este nombre porque presenta márgenes de hojas dentadas.

Sus flores desprenden un aroma delicado. Sin embargo, el follaje desprende un olor a lavanda con un toque de romero.

Venta de plantas de lavanda

¿Quieres comprar plantas de lavanda? La lavanda en maceta puede oler muy bien y alegrar cualquier habitación de tu casa. Siempre puedes optar por plantarla en el jardín si lo deseas.

Estas son las plantas de lavanda en maceta más vendidas ahora mismo. ¿Es hora de traer una a casa?

Cómo cultivar una planta de lavanda a partir de una semilla

Prepara tu bandeja de semillas y utiliza vermiculita fina o una mezcla ligera, ya que también drena rápidamente. No utilices la mezcla normal para macetas.

En invierno, pon en marcha tus bandejas de semillas con antelación, colocándolas en un mapa de calor. También puedes colocarlas en un lugar cálido. En dos semanas, deberías ver germinar las semillas.

semillas de lavanda

Una vez que tengan varios conjuntos de hojas, trasplántalas a su ubicación permanente. Hazlo con cuidado, evitando el choque de temperaturas.

Aunque no necesitan mucha atención en lo que respecta al riego, sí es necesario que las revises de vez en cuando para asegurarte de que no las desplacen los animales o las lluvias torrenciales.

Si florecen al cabo de un año, considérate muy afortunado. Si no es así, ten por seguro que al segundo año tendrás un abundante suministro de lavanda en tu jardín.

Cultivar lavanda en macetas

Las plantas de lavanda en maceta son súper fáciles de cuidar y puedes trasladarlas a cualquier lugar que desees. Incluso puedes llevártelas contigo si decides mudarte.

planta de lavanda en maceta

Hablando de ubicación, lo primero que debes tener en cuenta es el lugar. Lo ideal es que encuentres un lugar en el que tu planta de lavanda pueda conseguir al menos 8 horas de luz solar al día.

Si te has decidido a utilizar macetas para cultivar tus plantas de lavanda, hay algunas cosas que debes recordar.

En primer lugar, tienes que seleccionar una maceta que tenga muchos agujeros de drenaje. Si piensas cultivar la planta en el interior, sólo tienes que seleccionar una maceta con un platillo para recoger el agua en el fondo. Asegúrate de que el platillo sea desmontable.

maceta de cerámica para lavanda

En segundo lugar, dale a tu planta de lavanda mucho espacio. Una maceta de doce a dieciséis pulgadas es perfecta. Añadir piedras más pequeñas en el fondo de la maceta mejorará el drenaje.

Una vez hecho esto, añade la tierra que drena bien hasta que la maceta esté llena en 3/4 partes. Añade la planta de lavanda y llena completamente la maceta con tierra.

Cuidado de la planta de lavanda

Cultivar una planta de lavanda sana no es una tarea difícil. Pero hay algunas cosas a las que debes prestar atención. A continuación te explicamos cómo cuidar una planta de lavanda en casa.

Suelo

Como ya se ha dicho, a las plantas de lavanda les gustan las condiciones de suelo pobre con buen drenaje. Por tanto, no es necesario añadir tierra fértil ni abono para que prospere.

tierra de vermiculita para la planta de lavanda

Como les gusta la tierra seca, rara vez tendrás que regarlas. Incluso es posible que no lo necesites nunca si vives en un lugar en el que llueve de vez en cuando.

Sin embargo, asegúrate de que el suelo drene bien, porque las lluvias constantes pueden hacer que el suelo esté demasiado húmedo. Eso puede matar fácilmente a la planta.

Luz

Este arbusto resistente puede soportar la lluvia, el viento y el sol. No es necesario que lo coloques en un lugar bien resguardado o a la sombra.

planta de lavanda con luz solar directa

A la planta de lavanda le encanta la luz solar directa y puedes dejarla al menos 8 horas al día.

Temperatura

La temperatura desempeña un papel importante en la germinación de las semillas de lavanda. Preferiblemente, la temperatura en tu casa, invernadero o almohadilla térmica debe estar entre 65 y 70 grados Fahrenheit (o 18 a 21 grados Celsius).

Regar la lavanda

La lavanda no necesita mucha agua, ya que prefiere la tierra seca. Si vives en un lugar seco, deja que la tierra drene y se seque completamente antes de regar.

planta de lavanda gotas de lluvia

Como alternativa, puedes regar una vez cada dos semanas con ningún riego en invierno.

Fertilizante

Abonar la lavanda puede dar lugar a un crecimiento excesivo del follaje con poca o ninguna flor. Como estas plantas adoran los suelos pobres, sólo hay que dejarlas vivir. Pronto estarán repletas de flores fragantes.

Podar una planta de lavanda

Cuando se deja sola, la lavanda puede tener muchos brotes. Te sugerimos que la podes fuertemente al menos una o dos veces al año. No te preocupes, éste es probablemente el único cuidado que debes dar a tu planta de lavanda.

Entonces, ¿cómo podar las plantas de lavanda?

poda de las plantas de lavanda

El mejor momento para podar tu planta de lavanda es en principios de la primavera y principios del otoño.

La lavanda responde bien a la poda: la anima a crecer en plena floración la temporada siguiente y a hacerse más tupida.

Propagación

Las plantas de lavanda pueden propagarse fácilmente utilizando sus tallos. Hay dos tipos de tallos que puedes utilizar: los de madera blanda que están disponibles en primavera y los de madera dura que están disponibles en otoño.

propagación de la lavanda

Los tallos de madera blanda son tiernos y frescos y se doblan. Los tallos de madera dura son maduros, por lo que se rompen al doblarlos.

Es bueno saberlo: La madera blanda enraíza rápidamente, mientras que la madera dura tarda más, pero es más fiable cuando se trata de un crecimiento a largo plazo.

Cuando selecciones tus esquejes, asegúrate de no seleccionar tallos que estén en proceso de floración. ¿Por qué?

El esqueje no tendrá posibilidades de sobrevivir, ya que centrará su energía en la floración en lugar de crear nuevas raíces para sobrevivir.

Cómo propagar la planta de lavanda

Cuando hayas seleccionado un tallo para cortarlo, utiliza un cuchillo y córtalo de la planta justo por debajo de un nudo de la hoja. Asegúrate de que el corte es al menos 10 cm de largo.

esquejes de lavanda

Después de cortarlo, retira todo el follaje de la parte inferior del esqueje de lavanda. A continuación, retira parte de la piel de un lado de la parte inferior del esqueje.

La parte cortada puede cubrirse entonces con hormonas de enraizamiento para promover el crecimiento de las raíces. Sin embargo, puedes saltarte este paso si no tienes hormonas de enraizamiento. El esqueje de lavanda debería funcionar bien.

Coloca los esquejes en macetas tierra de 5 cm de profundidad. Luego, cubre y presiona la tierra alrededor para mantenerla asegurada.

Después, humedece la tierra y cubre la maceta con una bolsa de plástico para conseguir un efecto invernadero.

planta de lavanda con sistema de raíces

En sólo de dos a cuatro semanaslos esquejes de madera blanda habrán establecido un sistema de raíces. En cambio, el esqueje de madera dura tardará un poco en echar raíces.

Para comprobarlo, levanta ligeramente el esqueje y comprueba si hay resistencia. Si es así, ha echado raíces; si no, aún necesita más tiempo.

replantar esquejes de lavanda

Una vez desarrolladas las raíces, colócalas en un lugar soleado para que maduren y florezcan.

Respuesta a las preguntas más frecuentes sobre las plantas de lavanda

Para las preguntas que puedas tener y que aún no hayamos cubierto, consulta las respuestas que aparecen a continuación. ¡Esperamos que te resulten útiles!

¿Cómo salvar una planta de lavanda?

planta de lavanda muerta

Antes de salvar una planta de lavanda, tienes que conocer los signos que indican que hay que salvarla. Se trata de raíces podridas, follaje marchito o caído, tallos con patas, hojas marrones o amarillas y crecimiento leñoso con poca o ninguna floración. Sigue leyendo para saber más sobre el cuidado de la planta de lavanda.

Las plantas de lavanda con raíces podridas, normalmente también tendrán las hojas marchitas, marrones o amarillas. Para salvarlas, tienes que volver a plantarlas en tierra que drene bien, cortar la tierra podrida y colocarlas a pleno sol.

Las plantas de lavanda con patas indican que hay mucho nitrógeno en el suelo. En primer lugar, deja de abonar tu planta si lo haces. A continuación, trasplanta la planta del suelo fértil a un suelo pobre. Después, corta los crecimientos flexibles de la planta (nunca las partes leñosas) en primavera o a finales de otoño.

Las plantas de lavanda leñosas que no florecen sólo significan que has descuidado su poda durante años. Por tanto, una poda fuerte fomentará la floración en las próximas temporadas.

¿Qué aspecto tiene una planta de lavanda muerta?

la lavanda en invierno

Las plantas de lavanda pueden crecer dormidas en invierno y pueden desarrollar un cuerpo plateado o aparentemente muerto. Espera hasta mayo y comprueba si tu planta de lavanda da señales de vida.

Si no es así, sácala de la tierra y utilízala en tu abono. Si estaba enferma, tendrás que quemarla para que la enfermedad no se propague.

¿Por qué se cae mi planta de lavanda?

lavanda caída

Una planta de lavanda puede tener el follaje caído o marchito cuando las raíces se están pudriendo debido al exceso de riego. Asegúrate de regar tu lavanda correctamente.

¿Por qué se está muriendo mi planta de lavanda?

planta de lavanda con hojas amarillas y marrones

Hay varias razones que pueden provocar la muerte de tu planta de lavanda: el exceso de riego, la mínima exposición al sol, la calidad del suelo fértil (¡sí!), el mal momento de la plantación y el tamaño inadecuado de la maceta. Si no puedes salvarla, explora nuevos tipos de lavanda que puedas comprar en su lugar.

Cómo podar la planta de lavanda

poda de plantas de lavanda

A la hora de podar tu planta de lavanda, es mejor empezar cuando aún es joven para que pueda centrarse en el desarrollo de las raíces y los tallos en lugar de en el crecimiento del follaje.

Al podar, tienes que recortar la planta al menos en una mitad o un tercio, con los tallos exteriores un poco más cortos que los centrales.

Al podar, tienes que buscar el punto en el que la madera blanda se une a la base de madera dura. A partir de ahí, añade 2″ por encima, y ahí es donde debes cortar.

Poner lavanda en tu jardín

Al fin y al cabo, la lavanda es una belleza perfumada de bajo mantenimiento que te encantará cultivar en el jardín. Sólo tienes que plantar una y podrás disfrutar de su aroma y crear un montón de cosas diferentes con ella.

la lavanda en el jardín

Lo mejor es que la lavanda puede vivir hasta 15 años sin necesitar muchos cuidados. Es una planta poco exigente. También es una planta repelente de mosquitos, al igual que la planta de la citronela.

Entonces, ¿estás preparado para dar un toque de maravilla a tu jardín con una planta de lavanda? Desde luego, eso esperamos. ¡Planta, poda y propaga!

¿Has cultivado lavanda antes? Tenemos curiosidad por saberlo.

Déjanos un comentario y cuéntanoslo.

También recuerda que si quieres leer otros contenidos similares a 13 tipos de plantas de lavanda y cómo cultivar lavanda silvestre perfumada puedes visitar la sección de Plantas.

Esto también te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir